GRUPO DE ESTUDIO Y REFLEXIÓN. Conceptos básicos de Un Curso de Milagros

Un Curso de Milagros no es un curso como tal: Es una nueva forma de percibir la realidad.

Es un libro, canalizado a través de Helem Shuman, con una terminología Judeocristiana aunque no tiene que ver con ella.

Os invito a participar del estudio y la reflexión, donde podréis comprender mejor la terminología que se utiliza.

El Ser humano en su búsqueda espiritual, se siente separado de Dios. Desposeido de su Amor y la Verdad. Vive desde la dualidad y desde esa realidad percibe al mundo.

LOS CONCEPTOS
Sufrimiento y sacrificio: Dios no se identifica con ellos. No los entiende, son creadas por el ego.

Espíritu Santo: no tiene nada que ver con una paloma, es lo que nos comunica, es el Puente.
Es el intermediario entre Dios y los hombres.

EL CURSO ESTÁ COMPUESTO POR:
-Libro de Texto.
-Manual del Maestro con la aclaración de términos.

El curso tiene un texto con 31 capítulos.

PROPÓSITO DEL CURSO
Cada uno de nosotros tiene un planteo existencial, ser feliz y vivir desde la paz, el perdón y el amor.

Ese es el propósito del Curso.

EXPLICACIONES:
El curso consiste en repetir una frase distinta cada día, en la frecuencia indicada. Al principio, las frases se dicen a la mañana (1 minuto de meditación sobre la frase) y a la noche, antes de dormir (otro minuto).

INTRODUCCIÓN AL LIBRO DE LOS EJERCICIOS.

1. Para que los ejercicios de este libro de ejercicios tengan sentido para ti, es necesario, como marco de referencia, disponer de una base teórica como la que provee el texto. 2 Es la práctica de los ejercicios, no obstante, lo que te permitirá alcanzar el objetivo del curso. 3 Una mente sin entrenar no puede lograr nada. 4 El propó¬sito de este libro de ejercicios es entrenar a tu mente a pensar según las líneas expuestas en el texto.
2. Los ejercicios son muy sencillos. 2No requieren mucho tiempo, y no importa dónde se hagan. 3No requieren ninguna prepara¬ción. 4El período de entrenamiento dura un año. 5Las lecciones van numeradas de la 1 a la 365. 6No intentes hacer más de una serie de ejercicios por día.
3. El libro de ejercicios está dividido en dos secciones principa¬les. aLa primera está dedicada a anular la manera en que ahora ves, y la segunda, a adquirir una percepción verdadera. 2 A excep¬ción de las sesiones de repaso, los ejercicios diarios están planeados en torno a una idea central que se enuncia primero. 3 A ésta le sigue una descripción de los procedimientos concretos mediante los cuales debe aplicarse la idea del día.
4. El propósito del libro de ejercicios es entrenar a tu mente de forma sistemática a tener una percepción diferente de todas las cosas y de todo el mundo. 2 Los ejercicios están diseñados para ayudarte a generalizar las lecciones, de manera que puedas com¬prender que cada una de ellas se aplica por igual a todo el mundo y a todo lo que ves.
5. La transferencia del entrenamiento para adquirir una percep¬ción verdadera no procede del mismo modo que la transferencia del entrenamiento del mundo. 2Si se ha logrado una percepción verdadera en conexión con una persona, situación o aconteci¬miento, la transferencia total a todo el mundo y a todas las cosas es inevitable. 3Por otra parte, una sola cosa que se excluya de la percepción verdadera imposibilita sus logros en cualquier otra parte.
6. Así pues, las únicas reglas generales a observarse en todas las lecciones son: Primera, los ejercicios deben practicarse con gran precisión, tal como se indique. 2Esto te ayudará a generalizar las ideas en cuestión a toda situación en la que te encuentres, así como a todas las cosas y personas en ella. 3Segunda, asegúrate de no decidir por tu cuenta que hay ciertas personas, situaciones o cosas a las cuales no se les puede aplicar estas ideas. 4Eso interfe¬riría en la transferencia del entrenamiento. 5La naturaleza misma de la percepción verdadera es que no tiene límites. 6Es lo opuesto a la manera en que ves las cosas ahora.
7. El objetivo general de los ejercicios es incrementar tu capaci¬dad de ampliar las ideas que estarás practicando de modo que lo incluyan todo. 2Esto no requiere esfuerzo alguno de tu parte. 3Los ejercicios mismos reúnen en sí las condiciones necesarias para ese tipo de transferencia.
8. Algunas de las ideas que el libro de ejercicios presenta te resul¬tarán difíciles de creer, mientras que otras tal vez te parezcan muy sorprendentes. 2Nada de eso importa. 3Se te pide simplemente que las apliques tal como se te indique. 4No se te pide que las juzgues. 5Se te pide únicamente que las uses. 6Es usándolas como cobrarán sentido para ti, y lo que te demostrará que son verdad.
9. Recuerda solamente esto: no tienes que creer en las ideas, no tienes que aceptarlas y ni siquiera tienes que recibirlas con agrado. 2Puede que hasta te opongas vehementemente a algunas de ellas. 3Nada de eso importa, ni disminuye su eficacia. 4Pero no hagas excepciones al aplicar las ideas expuestas en el libro de ejer¬cicios. Sean cuales sean tus reacciones hacia ellas, úsalas. 5No se requiere nada más.

PRIMERA PARTE

Un Curso de Milagros

Un Curso de Milagros es una enseñanza espiritual no dual pura cuyo objetivo es alcanzar un estado de Paz constante e inalterable que constituye nuestra naturaleza Real ya presente, a la que, sin embargo, no parecemos tener acceso.

No es una religión, ni una teología, ni un ideario para formar asociaciones, ni organizaciones de ningún tipo, sino un curso de autoestudio cuyo objetivo es conectarnos con el Maestro Interno para producir una experiencia, por lo que es importante evitar convertirlo en un culto, mitificarlo o ritualizar la práctica. De modo que UCDM está concebido como un recurso de enseñanza que pretende remover los obstáculos que nos impiden el acceso a la Paz de Dios (Sinónimo de Amor, Dios, Reino de los Cielos, Conciencia de Unidad, Cristo…).

El Curso utiliza un lenguaje cristiano, reinterpretando las palabras para devolverles su significado original. Siendo parte del proceso, el llegar a ‘descontaminar’ nuestras mentes de los significados de los que dotamos a estas palabras en el pasado y permitir con una mente fresca, como recién nacida, que estos símbolos puedan transmitirnos el sistema de pensamiento basado en el Amor que el Curso pretende enseñarnos.

En el entrenamiento mental que el Curso provee, se expone el sistema de pensamiento basado en el miedo al que en el Curso llamamos ego. Este sistema de pensamiento tiene como premisa la creencia en la separación (pecado), la culpa que esta creencia genera, y el miedo al castigo que el pecado parece merecer. Es un sistema de pensamiento ilusorio y demente, una situación imposible que sin embargo parece encontrarse en nuestras mentes dando lugar a la proyección de un mundo igualmente ilusorio que da testimonio de esta condición mental. Por tanto, da lugar a un mundo de separación en el que todo es caótico y está fragmentado, un mundo de ataque y miedo. Un mundo de muerte que no puede conocerse directamente sino mediante la interpretación, basado en las diferencias, en el que establecemos alianzas para preservar esta separación.

Una vez que hemos aceptado en nuestras mentes este sistema de pensamiento, nos disociamos de la Verdad (Conciencia de Unidad) y nos adentramos en un sueño del que nos resultaría imposible despertar por nosotros mismos, de manera que Dios ‘envía’ a su maestro, llamado en el Curso ‘Espíritu Santo’ o la voz que habla por Dios, que se encuentra en nuestras mentes disociado del sistema de pensamiento ego y que no es otra cosa que el recordatorio constante del Amor abstracto de Dios.

La técnica mediante la cual este maestro interno nos restituye a la Conciencia de Unidad es el perdón, mediante el cual aprendemos a discernir entre lo falso y lo verdadero. El principio de la Expiación que se alcanza mediante el perdón de las ilusiones es que la separación de Dios nunca sucedió. Que es tan solo una creencia ilusoria que podemos elegir cancelar y que jamás tuvo efectos reales. Que todos los efectos que jamás pareció tener procedían de una causa falsa (la creencia en la separación), y que se desvanecerán cuando este principio de la Expiación alboree en la mente.

El proceso es una jornada que conduce de regreso al hogar en Dios y está jalonada de milagros que dan testimonio de la Unidad de la Mente en medio de un mundo de aparente separación y los instantes santos en que tenemos acceso a la Paz de Dios mediante la suspensión temporal de todo juicio.

En la misma medida en que el camino es radical y no hace concesiones con la ilusión, es a la vez gentil y dulce y nos convierte en estudiantes felices del perdón que se aproximan gradualmente, libres de escoger el ritmo de su avance, hacia el mundo real, un símbolo de un mundo aún ilusorio, pero en el que el perdón se ha consumado y la percepción se ha unificado permitiéndonos reconocer nuestra inocencia, o la faz de Cristo en cada encuentro.

Haciendo así que cada encuentro sea Santo. En el mundo Real la culpa ha dejado de existir y se alcanza una condición tan semejante al cielo, que nuestra inocencia y nuestro deseo unificado harán que Dios dé el último paso.

Susana Ortiz