Alimentación Macrobiótica

No es solo una dieta.
La alimentación macrobiótica consiste en un estilo de vida que tiene por objetivo primordial el desarrollo del potencial humano y el cuidado responsable del medioambiente.
De este modo ayuda en la integración social y espiritual de la persona.
Todos formamos parte responsable de ese eslabón y cadena de seres vivos.
La cocina macrobiótica es una dieta energética y equilibrada.
Cada alimento contiene la energía necesaria para lograr un equilibrio en nuestro cuerpo.

Alimentos principales:
Cereales integrales,
Vegetales,
Legumbres,
Algas,
Semillas,
Frutos secos.

Alimentos de origen animal. En pequeña cantidad.
Que sean de origen ecológico.
Este tipo de alimentación cambia totalmente nuestro estilo de vida y nuestra filosofía.
Nos aporta mayor energía, sana, fluida y flexible.
Nos permite tener mayor flexibilidad mental.
Agil a la hora de tomar decisiones.
Nos devuelve la creatividad y la capacidad intuitiva.

Desayuno:
Sea ligero, da fácil digestión
Que ponga en marcha a tu cuerpo.
Variado, que te aporte energía y vitalidad.
No es conveniente comenzar el día con un desayuno demasiado dulce.
A nivel energético nos disminuye la energía.
(Material seleccionado de Internet)

Deja un comentario